fbpx
Marte, 24 de mayo de 2022
ComienzomotocicletasFeroz al extremo: Conoce el Fiat Uno con motor R1

Feroz al extremo: Conoce el Fiat Uno con motor R1

Imagina un Fiat Uno de 1987, pero con motor Yamaha R1, tracción trasera, caja de cambios mariposa, un motor de 1000cc que gira a 14.000 RPM y 150cv. Esta es la "bota" modificada por Edson Terra para hacer realidad el sueño de cualquier reductor.

Sobre Edson, es un tipo que no acepta cuando alguien le dice “eso es imposible”. Graduado en Ingeniería Mecánica, aún en la universidad ganó dos títulos en el Maratón de Economía y construyó el Uno R1 con sus propias manos.

Todo comenzó en una subasta en 2008 cuando ganó una Yamaha YZF - R1 2005 destartalada. A pesar del mal golpe que destrozó la horquilla, el radiador y abolló el colector de escape, la moto disponía de todo lo que Edson necesitaba para llevar a cabo su proyecto: motor, caja de cambios, etc. Estaban intactos y solo tenían un año.

Después de dos años, compró un Uno 1.5R de 1987. El automóvil fue elegido principalmente por su bajo peso: 834 kg exactos medidos en una báscula por el propio Edson en la versión 1.5R y solo 780 kg en la versión Mille actual.

El auto pronto fue desplumado y cortado para arrojar aún más libras. En ese momento, Edson trabajaba en una empresa que fabrica autos de carreras. Con las herramientas necesarias en la mano, comenzó el largo proceso de adaptación de la carrocería al nuevo motor.

¿Quieres saber más sobre el mundo de la automoción y hablarnos al respecto? sigue nuestro pagina en facebook ! Un lugar de debate, información e intercambio de experiencias entre los amantes de los coches. También puedes seguirnos en Instagram.

Se soldó una estructura tubular que, además de aumentar la rigidez del monoblock, ayuda en la seguridad. Se adaptó la suspensión delantera y se construyó la trasera prácticamente desde cero, dejando únicamente las bandejas del original. Se utilizaron amortiguadores y muelles Fenix.

Después de eso, el automóvil pasó por dos talleres y se compraron piezas nuevas para dejar el automóvil con la misma “cara” de la última generación de Mille: faros, parachoques, guardabarros, capó y tapa del baúl.

En la caja fuerte del motor del Uno estaban: la batería y la rueda de repuesto, el tanque de 18 litros del R1 -con una tapa de los motores E.torq de Fiat- y el radiador original del auto, que está conectado al motor por dos conductos.

El motor se colocó en posición transversal justo detrás de los asientos delanteros. La pequeña maravilla de Yamaha de 998 cc produce 180 hp (brutos) y 10,9 kgf.m de torque. Comparado con su motor original, tenemos casi 100 caballos más y una pérdida de 2 kgf.m de torque. El único problema es que la original entrega su par máximo a 3500 RPM, mientras que la moto solo llega a 10 500 RPM. Edson dijo que la dificultad en la práctica es simplemente sacar el auto de su lugar, necesitando gastar un poco más en el embrague, pero luego es solo alegría.

Para activar la caja de cambios secuencial de 6 velocidades de la R1, se utilizó un actuador electrónico controlado por mariposas en el volante, pero se mantuvo el pedal del embrague, reemplazando la palanca de la bicicleta. Todavía hay un sistema de "respaldo" que se activa mediante dos botones en el panel en caso de que falle el volante o para maniobras. En el futuro, se instalará un sistema de cambio de paletas fijo. Es interesante notar que no hay marcha atrás en el automóvil, así como en la motocicleta, y Edson dice que nunca la perdió.

El sistema de transmisión continuó como en el R1: rueda dentada y cadena. Pero ahora a través de un engranaje planetario que hace las veces de diferencial y de ahí a dos semiejes que trasladan la potencia a las ruedas traseras. La relación final se redujo aún más con 30% para compensar el peso adicional.

Las llantas escogidas son del Civic 2005 con mecanizado en el diámetro del buje y pintadas en blanco. Siempre pensando en el peso, se sustituirán por otros más ligeros. Las llantas son Pirelli Phantom 195/50 R15 para calle y para días de pista, se usan llantas semi slick Toyo Proxes R888 en el mismo tamaño.

Los frenos son de Power Brakes con el mismo diámetro que el disco Uno original en la parte delantera (ahora ventilado) y un disco de 260 mm en la parte trasera, en lugar del tambor. El servofreno de Uno Turbo combinado con una bomba de vacío se utilizó para compensar la falta de vacío en el motor de la motocicleta.

En el interior se quitó todo lo que no se necesitaba, como revestimientos, consola y la palanca de cambios. Los asientos siguen siendo originales, pero serán sustituidos por los de competición Sparco así como los cinturones de 4 puntos.

El salpicadero también es de Mille 2013, pero con modificaciones. Los principales instrumentos procedían de la R1, con el añadido de un vacuómetro para el freno, Datatool, para indicar las marchas y una señal de funciones básicas (faros, flecha, etc).

El volante y los actuadores son de la marca Lotse, modelos Velox y New Step respectivamente.

En lugar de la radio, ahora hay (de izquierda a derecha en la foto) interruptor principal, encendido, eléctrico, botón de encendido. Un botón rojo activa la luz de marcha atrás si es necesario (sin la palanca de cambios no hay sensor para activarla) y el botón verde la bocina.

Otra cosa buena sobre el automóvil es que está completamente documentado con permiso para circular por las calles, sobre todo porque el automóvil fue diseñado para usarse en viajes de fin de semana y ocasionalmente en días de pista.

El sonido del auto causa cierta confusión, ya que vemos cuatro ruedas y escuchamos el típico rugido agudo de una motocicleta proveniente del escape. El auto tiene un silenciador para reducir el volumen proveniente del escape de titanio del R1 que invade la cabina. Para las pistas se quita el amortiguador haciendo un sistema directo y ensordecedor, es necesario llevar tapones para los oídos dentro del coche.

Con todo "en el lugar donde debería estar" y configurado en "modo entusiasta", el Uno ganó una dinámica completamente diferente. Por ejemplo en el volante, que incluso sin asistencia es ligero, ya que ya no está el peso del motor encima del eje delantero. Hablando de peso, Edson estima entre 650 y 700kg, un régimen de casi 200 kilos y con una división de peso, también estimada, de 50% por cada eje. Pronto sabremos los números exactos ya que se pesará el auto para determinar el peso en cada rueda.

Todo el proyecto puede parecer una locura, y de hecho lo es. Algunos pueden decir que obtendría más potencia con el motor original y otros conjeturan más. Pero el caso es que Edson creó un Uno con una dinámica perfecta en sus más mínimos detalles, pensando en todo en base a su gran experiencia y conocimiento en mecánica y años de arduo trabajo en el “boot” de Fiat.

El Uno R1 es el epítome del entusiasmo de los reductores de garaje. Una inspiración para otros aficionados hecha con las propias manos de su dueño, quien demostró que cuando se quiere, nada puede ser imposible.

Fotos: Ricardo Varoli
Texto: GearHeadBanger


Vea también:

Reciba las últimas noticias y actualizaciones del mundo automotriz directamente en su bandeja de entrada.

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

es_ESSpanish